Uno de los principales objetivos que tanto el Grupo Wolftank como Altereco siempre se han propuesto es acercar la tecnología útil a las instalaciones industriales, en general, y a las estaciones de servicio, en particular.

Un buen ejemplo de ello es que, desde hace años, Altereco apuesta fuertemente por un sencillo pero revolucionario sistema inalámbrico que permite detectar las fugas de combustible rápidamente. El dispositivo, desarrollado por la compañía cántabra SST, es capaz de monitorizar 24/7 cualquier tipo de instalación, con resultados muy favorables.

El funcionamiento es francamente sencillo: el sistema consta de un sensor que está diseñado para flotar en el nivel de las aguas subterráneas; al entrar en contacto con hidrocarburos, este reacciona y, a través de un emisor inalámbrico situado en la tapa del pozo de sondeo, lanza una señal de alarma a la unidad de control situada en la oficina de la estación de servicio. La facilidad de su instalación, que al ser inalámbrica no requiere de ninguna obra, y sus certificaciónes ATEX y UNE EN 13160 explican su éxito.

Pero no son estas sus únicas ventajas. Santiago Ramas, CEO de SST, destaca más beneficios del producto con respecto a otros sistemas presentes en el mercado: “la alerta se produce el mismo día que las aguas subterráneas se han contaminado de hidrocarburos y debido a su tecnología, nunca se producen falsas alarmas, lo cual supone ya un avance extraordinario. Además, no necesita mantenimiento y tiene una duración estimada de 7 años, abaratando considerablemente de esta forma la inversión.”

Por su parte, Gustavo Mezquita, CEO de Altereco, reconoce que siempre confió en el potencial de este producto “por su simplicidad y eficacia, y por su posibilidad de aplicación en muchísimos ámbitos: estaciones de servicio, parques de almacenamiento, puertos, aeropuertos, refinerías, plantas químicas, etc.” El sensor de SST, de hecho, se integra perfectamente en la plataforma Ecomanager, desarrollada por su empresa.

Y lo cierto es que cada vez más clientes recurren a esta tecnología no solo en nuestro país. Recientemente, por ejemplo, SST llegó a un acuerdo de colaboración con el grupo Wolftank Adisa, cuyos miembros – y en especial los equipos de Austria e Italia- han apostado muy seriamente por este sistema que con una sencilla y rápida instalación exenta de obra civil debido a su tecnología completamente inalámbrica, aporta seguridad y garantiza una protección del medio ambiente continuada.

Sobre SST

Smart Sensor Technology (SST) es una compañía cántabra que se dedica al desarrollo de productos y servicios tecnológicos útiles para el sector de la venta al por menor de combustible. Más información en: www.sst-system.com.